sábado, 12 de julio de 2014

El último Mundial


2022. Noviembre 25.

El calendario marca que son 59 los años que estoy sobre esta tierra, y como decía Tita Merello en realidad contamos mal, porque arrancamos desde cero; y a eso agregarle otros nueve meses, más alguna intención de gestación entre los progenitores que te reconocieron como hijo, que pudo llevar desde algunos años previos, de sueños, proyectos y buenas intenciones, o una noche acalorada, donde entraron todas las que fueron al arco…
Pero la cantidad de velitas de una torta improvisada, porque es viernes, así me lo hace saber. Las conté todas y son 59, más una especie de antorcha que no se apaga nunca. Me cantan el feliz cumpleaños como cinco veces.
Como todo tipo, que pasa por esta etapa de la vida, administra su tiempo de otro modo. Como un medio campista faltando cinco minutos para terminar el partido, lo regulas, sos tiempista, no rifas la pelota.
No puedo creer, que tenga esta edad. Lo celebro sí, pero no lo puedo  creer. Debe ser porque siempre, lleve en esencia, el alma de un pibe.
Qué se yo. Será que a esta altura, también, se piensan y se dicen muchas boludeces, que te las bancan, justamente por DNI.-
No solo celebro mi cumpleaños; pasaron algunos meses, desde que Argentina salió Campeón del Mundo, otra vez ¡!!
Sí. Ganamos el quinto título, y el tercero consecutivo. Lo ganamos otra vez de visitantes, y con todo en contra.
Como lo disfrute; por Dios que fue el que más celebre; y mira que en el ’78, yo tenía 14 años, y salimos todos a la calle, cuando salir a la calle, en masa, era para que algunos muchachos pierdan la calma…
Pero esto…esto no tiene comparación. Encima Brasil, hace dos mundiales que no clasifica ¡!!! Entendes...? la fiesta es completa ¡!! No se puede pedir más
Lo que más lamento, es que nunca los podemos agarrar en ninguna final; pero bueno. Todo no se puede en la vida…
Pensar que todo comenzó en la casa de ellos. Hace ya…ufff tenía 50 pirulos, así que hace 8 años.
Hoy con la quinta copa en casa, te confieso, que alguna vez pensé, que esto sería posible. Qué se yo; cosa de futbolero pasional.
Pero vos no sabes lo que es, respirar y  vivir el futbol como lo siento. Será porque es la materia pendiente de mi vida que lo vivencio de este modo y nadie me quita que así lo sienta.
No hizo falta que yo no pueda jugar; porque los que lo hicieron, jugaron, como yo lo hubiera hecho. Dejando todo.
Así que yo también estuve allí.
Cinco copas loco ¡! No te das cuenta. No lo alcanzas a dimensionar, pero ya vas a ver lo que es. Sos Campeón del Mundo, desde hace tres mundiales seguidos. No te destronó nadie
Lo que más tristeza me produjo, es que fue el último Mundial de Messi.
Que cosa este pibe. Clavó 25 goles; es el máximo goleador de la historia de los mundiales y el que más partidos jugo.
Tri campeón y todo esto a los 34 años. Un pendejo para la vida.
Como te contaba. Todo empezó en la casa del hasta entonces penta campeón. Hay muchos, que sostienen, hasta hoy día, que la debacle, les comenzó con aquella recordada paliza que les propinara Alemania, clavándole 7 pepas, en una semi final, de local.
Pero yo sostengo, que empezó hace mucho tiempo atrás.
No viene al caso, porque quiero celebrar nuestro título, más que hablar de ellos, pero mira esto. Préstame atención. Esto les comenzó en el ’94 cuando ganaron en EEUU la final por penales.
Se la creyeron. Le escribieron el diario de Irigoyen, como decimos aquí. Se terminó el verso brazuca allí mismo. Se defendieron más de lo que atacaron, y la prensa igual seguía vendiendo humo, con eso de Brasil del 70; Brasil del 70, era la armonía de un artista, y no aquellos muchachos del 94 que eran adoquines vestidos de verde amarelho, salvo Romario, y alguno más
Fue coincidente, con nuestro calvario de momento. No te olvides nunca que nos cortaron las piernas a todos en aquel mundial, cuando vieron a Diego en un nivel superlativo, se asustaron, y nos sacaron de competencia, efedrina mediante, contraprueba mediante, y listo. NO SE HABLE MAS DEL TEMA.
Mismo camino, corrió el Cani. Pensa loco. Si no fue una cama, era una cuna, o una bolsa de dormir; pero nos acostaron.
Por eso, cuando los comandantes de la trampa, dejaron de meter los garfios, siempre ganó el futbol y debe ser que algo de eso paso, porque hace tres mundiales que estos muchachos, no aparecen, y que casualidad, metimos tres seguidas, y una de ellas, en el living de su casa.
Porque esta copa la celebré como nunca; pero la del 2014….mammita que cosa ¡!!! La historia será escrita, por mil cronistas; pero quedarán las imágenes de Messi levantando la copa en el maracaná y Brasil Cuarto porque los Holandeses les clavaron 5 ¡!!
Por eso, hoy cuando apagué las velitas, pedí los deseos de siempre, y agradecí a mi Papá, por darme este amor, por el juego del futbol.
Porque solo así, se puede entender, que ya estoy pensando, en el próximo Mundial sin Messi; me dicen que hay un pibe en la cuarta de Chacarita que la rompe; ojala que el técnico de la Selección lo convoque; como hicieron con el Diego, como hicieron con Messi. Porque la historia nuestra, arranca en los genes; te dan la vacuna del futbol apenas naces, y te alimentan con fuego sagrado como cuando mi viejo, pintando el techo de la cocina, me hacía soñar contándome las gambetas de Sivori, el gol imposible de Grillo y la cintura de Rojitas, mientras yo quería jugar como Marcelo Trobbiani
Es muy difícil otra copa más; pero seguro que mientras nuestra historia, pese más que un reglamento, existirá la magia y el talento de un atorrante desfachatado que se limpie cinco rivales, y la clave en un ángulo.
Che ¿?? Hay que madrugar para el próximo Mundial ¿?? Igual que en el ’79 ¡!