martes, 24 de marzo de 2015

A mis Hijas

Cuando llegue el día que me toque partir

Será la raíz de un pino nutriente de lo que fui

Alguna caja guardará imágenes

En retratos repletos de polvo estaré

Olvidado por muchos seré

Hablarán de mí…

Cosas buenas que ignoran… Cosas que nunca fueron

Nada será lo que lleve, pocas cosas dejare

Tal vez sean solo palabras pero mucho lo que diré

Seguro no sirvan de nada, pero es lo que se…

Hay cosas que siempre pasan y nadie sabe porque

La vida se vive viviendo y equivocándose

No es que debas saberlo todo

Pero elegí un camino y no te apartes de el

Cuando empieces a notar que algunas cosas te pasan

Seguro ha de ser porque brillas durante tu paso

Cuando eso te ocurra, comprende

No es por encandilar sino por avanzar

Pocos se animan a aprender y muchos a criticar

No juzguen ni señalen

Sean solidarias y humildes

Cuando les toque perder Sean dignas

Cuando les toque ganar, aprendan de quien perdió

Sean quienes son donde quieran que estén

Si alguna vez se hacen

Preguntas existenciales

No duden nunca, de cuanto las ame

Todo lo que hice fue, aprendiéndolo a hacer

Si equivoque la manera les pido perdón Fue sin querer

Para resarcirme les dejo

Algunas cosas que supe

Producto de mi camino

Me ha costado aprenderlas

Estas cosas pasan

Algunas las doy por segura, otras no se…

La ignorancia del sabio no conoce la sabiduría del humilde…

Quien se arregla con lo que tiene, no necesita nada

Quien todo lo quiere es quien más necesita

Deben saber que nadie conoce que alguien sabe…

El principio de la verdad

El fin de una mentira

El origen de los sueños

El sentido de un camino

Las horas por venir

El tiempo que pasa

La mente que piensa

El corazón que siente

La palabra que fluye

El silencio que calla y otorga

Los secretos del alma

La ilusión de creer

La noche para reflexionar

La siesta reparadora

El vientito en la cara

Hablar en voz bajita

La risa y el dolor

La lágrima que corre

Por la misma razón

El porqué de una Pasión

Un amor que llega

Otro que se va

La herida que sana por fuera

Por dentro no se ve

En quien se confía

De quien te cuidas

La Fe de tu creencia

El honor de una promesa

La educación recibida

La falsedad que lastima

La traición latente

El amor de una Madre

Acunar a un hijo

Soñarlas desde que fui un chico, de un barrio humilde, que supo desde siempre que Laura y Eugenia mi esencia llevarían

Les enseñe a soñar y a ser libres. Son mi orgullo y nada existirá en la vida, que supere el amor que tengo por ustedes.

El día que el sol salga por donde se fue, quiero que me recuerden jugando a tomar él te, sentado en una casita, adornado con collares y pintado con rouge, sonriente y Feliz al lado de ustedes, aprendiendo a ser Papá.