sábado, 11 de febrero de 2017

Hasta que se extinga el fuego...



Ruegos colmados de piedad


Clamo buscando una luz


En la noche la soledad


Acompaña mis sueños


Ni siquiera pregunto porque


Pero ya no puedo más


Implora mi corazón clemencia


Necesito algo de Paz


Es que no llego a comprender


Muy bien porque


Tal vez sea mi forma de ser


Soy un mal negociante


Aboné todo cuanto me gané


Acaso el precio más caro que pagué


Fue cubrir el dolor con una sonrisa


Posiblemente en parte por ser un tonto


Cada uno siente a su manera


Arde en llamas el amor que llevo dentro


Esperando que alguien reciba su calor


Ni siquiera pido que me amen


Solo quiero darlo todo


Sé que la realidad gobierna y está bien


Acepto que las personas prefieran comer de un plato


Que alimentar su alma


Por eso mi rezo es en silencio


Nadie escuchará la plegaria


Que solo para mis adentros digo


Mi amor seguirá intacto


Esperando siempre


Hasta que se extinga el fuego


Hay tiempo… Luego


Si el antes se tiñó de olvido


Después de nada sirve llorar