jueves, 8 de diciembre de 2016

Un Fenómeno Waldito..!!


Le hice ver a Jorge, algo que me pasaron por estos días,

El nivel de amistad y profunda confianza, me llevaron a compartir algo que entendía nos relacionaba, generacional y emocionalmente.

Es decir, lo busque para putear juntos

Se trataba de una prueba de matemática moderna de una escuela primaria que había llegado hasta mis manos.

La maestra, le pedía que continúe una secuencia ordenada, a partir de un número iniciador cualquiera, par o impar, y con circulitos vacíos donde debía poner el valor, y entre medio, la suma, para dar continuidad (2, 3, número bah).

De modo, que si el inicio era 1, y el entre medio era 1, había que completar…2, 3, 4 y así hasta terminar.

Eran varios ejercicios bajo esa premisa, y aun considerando la edad del joven Waldo (tal su declaración en el margen superior derecho de la hoja), su etapa de aprendizaje, y demás elementos influyentes en los resultados, lo que se apreciaba era una suma loca, similar a su prima la Jarra….

No quise creer lo que estaba observando, y solicité la contraprueba, pensando que se trataba de un error en el laboratorio de corrección.

Lo que vino después fue peor…

Sumas y Restas:

60 + 15 = 50 ¡!! ¿?

33 – 10 = 88 ¡! ¿?

Juro por Waldo, que hice todo lo posible, para que el resultado sea complaciente, e hice todas las operaciones que me sé, a ver si llegaba a 50 y a 88;

Imaginé estar en presencia del nuevo Fibonacci

Quise suponer un nuevo estadio de simple complejidad, donde un mocoso, finalmente nos ponga la tapa a todos los estructurados

Pero ni haciéndome el boludo pude; vale decir, que hice el máximo de mis esfuerzos

Desde luego, que ni se me dio por reír, porque no era algo que me causara gracia

Tampoco hice un escándalo.

Pero me quede pensando, y en ese ejercicio de mente, lo único que se me ocurrió era mostrarle a Jorge todo esto.

Como fiel representante de la escuela gramatical Rosarina y valiéndome de su diatriba, descansaba mi espíritu en su respaldo

Seguro estaba que me saldría con una genialidad, típica de su parlamentaria esgrima letal; como así también aprendería una más de sus definiciones, que siempre me regala, algo así como que esperaba que dijera, “Pero que conchuda la maestra, como le pide un cálculo dimensional de proporción inimaginable”

Para mis adentros, convencido estaba que coincidiríamos en afirmar “He aquí el próximo Ministro de Economía de la Nación”

Nada de eso pasó. La respuesta, forma parte del emblema gramatical y esquema de pensamiento que enriquece el acervo popular

Mesura, calma y tino (que no son tres delanteros que fueron dejados libres de la 3ra campeona de Central del 73) acudieron a mí, cuando el buen Jorge, con la misma habilidad creativa de un defensor de equipo chico que el rival lo está cagando a pelotazos, revoleo una frase que cerró el asunto:

“UN FENOMENO WALDITO….”

Un enorme capitán de equipo, que alienta a su lateral izquierdo, aun cuando el wing le está dando un baile tremendo…