jueves, 8 de diciembre de 2016

Como Magnolia


Crujen maderos resecos de savia

Sin verdes hojas sus ramas

Ya no agitan su espesura

Frondosas copas de poda se visten

Leños ofrendan su calor

A fogones nocheros

Para la mañana cenizas serán

 

Cuidado por la mano curtida del hombre

Será fértil la tierra

Cubierto por el manto sabio de la lluvia

Será regado el campo sembrado

 

Cuando sea el tiempo

Asomarán en brotes y flores

Frescos de polen y colores

Retoños nutridos de savia

Raíz y tallo

Volverán a ser madera

 

Si es bueno el árbol

De lejos se percibe

Como Magnolia que luce

Entre medio de arbustos y malezas

Su blanca belleza y su perfume