viernes, 30 de diciembre de 2016

Peregrino



Entre ir y volver prefiere llegar


Arriba desde abajo su vida


Trae alforjas vacías para llenar


Desempolva de su rostro


El rastro del camino


Jirones despojan restos


Ocultan desnudez sus manos


Se recuesta en sus recuerdos


A cerrar los ojos


Es solo un oasis en medio de su viaje


Bebe de a sorbos su descanso


Nada se lleva más que un poco de aire fresco


Guarda un poco de sed para saciar


Sus pasos orienta donde las golondrinas


Pierden su vuelo en el horizonte


Es hora de partir