domingo, 12 de junio de 2016

Campeador de uno mismo


Desangran lentamente

Mis sueños

Por el corte letal

Que el olvido

Causo

Artera estocada

Asestó en los sentidos

Calo profundo el alma

Dejando de creer

En la pureza del niño

Que nunca deje de ser

Las veces que sea renaceré

Aún herido de muerte

Como el Cid cabalgaré